1 mes sin trigo, lácteos ni azúcar blanca, ¡cumplido!

Categorías Ecología, Espiritualidad, Salud
Actualización: Escribí esta nota en febrero del 2013. Siendo hoy 3 de mayo del 2015, aclaro que volví a consumir las 3 sustancias muchísimas veces a pesar de las muchísimas veces que decidí dejarlas y períodos más y menos largos de no consumirlas (esto demuestra lo adictivas que pueden ser; en mi caso se suma el hecho de que desde niño las consumía en abundancia). Ahora, hace unos días que, con más voluntad que nunca antes, tomé la decisión definitiva de no volver a consumir lácteos, azúcar ni harina de trigo refinada (sí integral, como transición). Por ahora voy muy bien; veremos cómo me va esta vez. Además, les comparto una herramienta maravillosa que encontré hace un rato, muy bien pensada para ayudarnos a cumplir cualquier objetivo que nos pongamos: www.stickk.com

El 13 de enero me propuse no consumir ninguna de estas tres sustancias adictivas durante 1 mes. ¡Hoy se cumple ese mes!

Si no sabés por qué hice esto ni/o por qué digo que son adictivas, te invito a que leas este artículo de mi blog: http://bit.ly/X2Z1Nw. Para quien no lo sepa, hago saber que tampoco consumo ningún tipo de carne (que, como pueden informarse en el artículo, también es adictiva) ni otros productos animales (salvo lácteos) hace ya más de un año.

Decidí hacer 1 mes luego de varios intentos fallidos de abandonarlas de forma definitiva en los que a la semana o dos como mucho, teniendo estas sustancias a mano (vivo con mi familia nuclear que se alimenta mayormente de manera tradicional), volvía a consumirlas; y la idea de hacerlo durante 1 mes surgió a partir de esta charla TED.

A pesar de no haber tenido éxito con el trigo, siento que el desafío me ayudó muchísimo: hoy por fin siento seguridad sobre que no volveré a consumir lácteos, azúcar blanca ni harina refinada, y si bien aún no me siento listo para abandonar el trigo por completo, dentro de poco comenzaré un mes sin nada de gluten (para entender por qué, seguí leyendo) que sin dudas me ayudará más aún a lograr mis propósitos.

Hubo momentos en los que me encontraba muy irritable o ansioso, especialmente al principio. Cuando me fui a la costa  (segunda semana) hubo una seguidilla de días llenos de esos momentos hasta que, harto de ese estado, me fui a meditar a la playa bien temprano ante el mar. Durante esa meditación me di cuenta de lo que estaba ocurriendo: inconscientemente interpretaba que sino consumía esas sustancias (creo que la falta más fuerte era la del azúcar), estaba en peligro, desprotegido, falto de cariño (porque los opioides nos brindan sensación de seguridad y calidez emocional), así que me demostré que en realidad no había ningún problema, que no necesitaba esas sustancias. Escuché el mar, sentí mi cuerpo, me relajé, respiré profundo varias veces mientras una sonrisa se dibujaba en mi rostro, y al cabo de unos minutos, me levanté y volví caminando lentamente, muy presente, disfrutando cada instante, cada imagen, sintiendo que el tiempo era infinito. Desde ese día me empecé a sentir emocionalmente mucho mejor, con más determinación, más energía y menos irritable que antes. Especialmente a la noche sentía muchas ganas de comer algo dulce, pero con unas cucharadas de azúcar integral resultaba suficiente. Ahora ya no siento ganas de eso.

Un día, ya de vuelta en casa y con amigos, comí un poco de avena, me dieron ganas de más, le hice caso a mi mente y no a mi cuerpo, y finalmente comí más de lo que mi cuerpo habría querido. Más tarde también comí 3 galletitas dulces de harina de trigo integral con azúcar integral, y al día siguiente quería otra vez avena, cuando durante las semanas anteriores no había sentido ganas en lo absoluto. Entonces, supuse que la avena también era adictiva; investigué y descubrí que los opioides en el trigo son principalmente los aminoácidos derivados del gluten, y que, por lo tanto, no sólo el trigo sino también la avena, la cebada y el centeno generan, aunque en menor medida, dependencia emocional (y actualicé el artículo de mi blog y las referencias al final del mismo). Desde ese día volví a comer avena cada algunos días y volví a comer algunas galletitas integrales en una ocasión, y el nivel de irritabilidad y ansiedad (especialmente a la noche) volvió a aumentar un poco.

Si no lo hiciste aún, te invito a probar esta forma de alimentación. No importa cómo te alimentes actualmente: desde donde estés, te invito a dar un paso hacia una forma de vida más saludable y más ética. En la descripción de mi álbum de recetas de alimentación viva podés encontrar más información y enlaces a aún más recetas y a aún más información, tanto sobre nutrición como sobre las implicancias sociales.

Algunas aclaraciones:

  • Alimentarse de esta manera no es ser extremista, es buscar una salud integral (mental -eso incluye lo emocional- y física) cada vez mayor.
    “No creo en la perfección, pero sí en el perfeccionamiento.”
  • Difundo esta forma de alimentación de forma desinteresada porque a partir de mi investigación (mi experiencia, la de otros, debates por escrito y personales, lecturas a favor y en contra), es lo mejor que he encontrado, no sólo en el sentido de salud, sino también en el sentido ecológico y por lo tanto ético.
  • Aliento el cuestionamiento y la investigación propia de todo lo que comparto.

Por favor, si no experimentaste la ausencia total de estas sustancias durante tiempo prolongado, no critiques desde el prejuicio. Si lo experimentaste, bienvenidas sean las críticas constructivas y experiencias, pero por favor abstenete de críticas y juicios destructiv@s; y recordá que la agresión en cualquiera de sus formas es un síntoma de inseguridad.

Deseo que tengas una vida cada vez más llena de aprendizaje, sanación y creación, de cada vez menos sufrimiento y mayor felicidad, interna y externamente.

Gracias por lo que implica tu existencia.

¿Te gustó el artículo? Tomate un segundo para apoyarme en Patreon :)
Co-creador de un mundo mejor para todos los seres.

Comentarios

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...

8 pensamientos en “1 mes sin trigo, lácteos ni azúcar blanca, ¡cumplido!

  1. Me gustaria unirme estoy en busca de ese algo que me atrae el planeta tierra y su conservacion , estoy jarto de tanta esclavitud disfrasada de tiempo , espacio y dinero de la vida.

    View Comment
  2. Hola, buscando información sobre esto mismo que mencionas (sustancias adictivas en los alimentos) es que encontre tu blog. Me gusta mucho esta forma de alimentarme, de hecho hace 2 años y medio que soy vegetariana y actualmente solo consumo huevos y queso ocasionales. Leí en algunos articulos que al no comer harinas, arroz y demás te sientes lento y yo no le he sentido, incluso los dias que hago ejercicios. Lo que me cuesta muchisimo es el azúcar, horrores diría yo… en especial en momentos de reuniones, que difícil es este proceso de desintoxicación, que dependiente se vuelve el organismo a este tipo de alimentación. Tenes alguna técnica para aliviar la ansiedad? Muchas gracias desde Uruguay.

    View Comment
    1. Mavi, gracias por tu comentario! 🙂
      Lo de sentirse ‘lento’ al no comer féculas y almidón, cuando sucede, probablemente tenga que ver con el proceso de desintoxicación del cuerpo y con síntomas de abstinencia de la sustancia, ya que, como mucha gente dedicada al deporte, incluyendo conocidos, afirman desde su experiencia, el rendimiento físico no solo no disminuye sino que aumenta de manera considerable.
      Respecto a la ansiedad, lo que más efectivo resulta para mí es la meditación (visita http://www.spanish.dhamma.org para retiros gratuitos de 10 días), aunque por supuesto también combinándola con una vida tranquila y llena de lo que te guste!

      Un abrazo, felicidades y mis mejores deseos para hoy y sienpre. 🙂

      View Comment
      1. Hola!! Voy a intentar dejar el azúcar, la harina y los lácteos, soy intolerante a la lactosa. Puedes decirme un menú diario de lo que podría comer, pero explicármelo exacto, porque en muchos sitios te dicen que debes comer vitaminas del grupo ‘tal’ o cosas así, pero necesito un menú el cual seguir diariamente, gracias

        View Comment
        1. ¡Hola, Jose! Gracias por tu comentario. Creo que darte un menú exacto diario sólo te traería problemas; al contrario, creo que lo mejor es que, dentro de las premisas de comer la menor cantidad posible de productos animales y artificiales, y la mayor cantidad de posible de productos vegetales y en su estado más natural posible (esto incluye mezclar lo menos posible los alimentos entre ellos), sobre todo frutas, vayas comiendo según lo que sientas que tu cuerpo te pide, tanto en cuanto a cantidades como en cuanto a qué cosas. Explora nuevos sabores dentro de este amplio mundo de alimentos sanos: frutas, verduras, raíces, hongos, algas, legumbres, germinados, brotes. Es posible (puede que no ocurra también) que sientas ciertos síntomas que parecen negativos pero sólo son buenos porque son gracias a la desintoxicación, como dolor de cabeza, diarrea, o fiebre.
          Te invito a unirte a los grupos de Facebook Recetas Crudas (www.facebook.com/groups/recetascrudas) y Raw Till 4 en español (www.facebook.com/groups/RT4enespanol/) que están llenos de gente amorosa, con mucho conocimiento y dispuesta a ayudar, para que hagas todas las consultas que necesites y te inspires con otros que también están cambiando su alimentación.
          También puede ayudarte mucho, más allá de la alimentación, la depuración corporal (la alimentación sana es sólo una parte de la depuración del cuerpo). Te recomiendo leer esto al respecto: http://blog.mauromiceli.soy/2013/08/23/depuracion-corporal/.
          Y, por supuesto, te aconsejo que hagas todo eso con mucho Amor a tu cuerpo y a ti mismo; y que respetes tus tiempos de cambio.
          Un abrazo, y que estés muy bien!

          View Comment
  3. Muchas gracias Mauro, voy a seguir indagando sobre la meditación y otros métodos y voy a iniciarme en ese cambio de alimentación durante un mes que pienso es un tiempo considerable para sentir los efectos de la desintoxicación.
    Saludos y felicidades!

    View Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *