Escribí esto hace más de un año, en un pequeño cuaderno… un día que me fui unas horas a la costanera del río, durante las cuales medité y escribí alternadamente. Por alguna razón no lo publiqué hasta hoy a pesar de sentir hace tiempo que podría ayudar a otros, pero hoy encontré el momento para transcribirlo, hacerle unas correcciones y compartirlo para que llegue a quienes tenga que llegar.

A los animales no humanos
lo que los separa de Dios
es sólo lo instintivo.
A los humanos
lo que nos separa de Dios
además de lo instintivo
es la capacidad de razonar
que, paradójicamente,
es lo que nos permite
volver a la Unidad.
Reunirnos con Dios.

Continuar leyendo "El único compromiso que no ata sino que libera (algo que escribí hace más de un año)"