Todas nuestras acciones tienen consecuencias más allá de lo visible; «lo esencial es invisible a los ojos«. Es necesario que nos informemos e informar sobre cuáles son las consecuencias de todas nuestras acciones y que actuemos consecuentemente, para así vivir responsablemente; perjudicando lo menos posible y beneficiando lo más posible en la medida de las posibilidades de cada uno.

Esto significa:

Continuar leyendo "Vivir responsablemente"