Qué lindo que es escribir. Es como grabarme hablando, pero sin hablar. Además, uno puede modificar lo dicho para que lo que quiere decir se entienda mejor, más aún si está escribiendo en un dispositivo electrónico. Aunque, por supuesto, hablar, grabarse y video-grabarse también tiene sus ventajas.

Hay bastante que necesito decir hoy. Durante los últimos días me he dado cuenta de cosas muy importantes sobre mí mismo y la vida en general. Una es que las principales cosas que me hacen dejar de estar en armonía son (1) mi condicionamiento de apurarme para hacer lo más posible mientras trabajo (priorizar la productividad por sobre mantenerme en Paz), y (2) la preocupación por el mundo y por la salud de mis familiares, junto con el sentirme ignorado por no ser escuchado, ya que continúan viviendo y haciendo casi todo de la misma manera a pesar de lo que les he llegado a comunicar (algunas cosas repetidas veces), y que no se interesan por todo lo que vengo aprendiendo durante los últimos años, que tan crucial y útil sé que es para la humanidad, tanto a nivel individual, de salud mental y física, como a nivel social.

Continuar leyendo "Algunas cosas que me ponen mal"