Somos Dios

Categories Espiritualidad, Reflexión

De niño fui creyente en un Dios ajeno a mí, porque creí en lo que me enseñaron. Luego decidí no creer en Dios, porque me di cuenta de que no era comprobable su existencia. Después fui agnóstico, porque me hicieron dar cuenta de que tampoco era comprobable su no-existencia.
Ahora no creo: SÉ que Dios existe, y además sé que es lo único que existe. Todo lo que existe es Dios. No somos cuerpos, ni mentes, y ni siquiera almas: sólo somos Dios experimentándose a sí mismo.

¿Te gustó el artículo? Tomate un segundo para apoyarme en Patreon :)
Co-creador de un mundo mejor para todos los seres.

Comentarios

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *