Ni tiempo ni ganas

Categorías Reflexión, Sociedad

Casi nadie tiene ni tiempo ni ganas para ponerse a pensar ni para cambiar sus costumbres y sus hábitos. Por eso todos seguimos apoyando lo que criticamos (tanto mediante no estar cambiándolo activamente como mediante nuestros hábitos y costumbres sin los cuales no existiría): un mundo violento; un mundo de violación constante, directa e indirecta de los derechos de todos los seres (humanos, no humanos y del planeta). Un mundo que nos saca el tiempo y las ganas para ponernos a pensar y cambiar nuestras costumbres y nuestros hábitos.
Ese tiempo y esas ganas están en cada uno de nosotros. Accionémoslas.

¿Te gustó el artículo? Tomate un segundo para apoyarme en Patreon 🙂
Co-creador de un mundo mejor para todos los seres.

Comentarios

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *