Sobre Freeganismo: ¿qué es? ¿de qué se trata?

Categorías Ecología, Economía, Sociedad

¿Cómo vivir demandando la menor cantidad de recursos posible y sin ser cómplice de la violación de derechos humanos y de otros animales, ni de la destrucción ambiental?

Algunos, al darnos cuenta de que prácticamente todo lo que podemos comprar implica dichos perjuicios ya sea en la extracción de la materia prima, el transporte de la misma, su producción, distribución, consumo y/o desecho, decidimos buscar (y encontramos) formas de conseguir lo que necesitamos o queremos que no impliquen demandar su producción, y por lo tanto, alternativas al uso del dinero.

A esto se le llama freeganismo, una fusión entre “free” (libre y gratis, respecto a la independización del sistema monetario) y veganismo (el repudio de todo producto o servicio que implique sufrimiento o muerte de animales no humanos). Va más allá del veganismo en el sentido de que se basa en la comprensión de que no sólo la industria de animales no humanos implica cosas terribles, sino que esas implicancias, mayores a las que solemos imaginar, están presentes en todas las industrias del sistema debido a la priorización del enriquecimiento monetario por sobre cualquier otro propósito, lo cual rompe con todo tipo de límites respecto al medio para alcanzar dicho objetivo.

Alguien que vive de esta manera, un “freegano”, suele aprovechar los residuos del consumismo: desde alimento en perfecto estado (se desperdicia el 50% de alimento producido mundialmente), hasta muebles impecables, pasando por ropa de todos los gustos y todo tipo de objetos para su hogar. En la mayoría de las verdulerías se desechan decenas de kilos de alimento en buen estado cada día, porque nadie compra una fruta con una marquita, ni una lechuga que ya está secándose. En edificios, oficinas y hogares desechan lo que ya no anda (obsolescencia programada) porque arreglarlo es más tedioso o más caro que comprarlo nuevo, o de lo que simplemente ya no es deseable (obsolescencia concebida), pero también existen espacios físicos y virtuales para intercambiar y hasta regalar o aprovechar gratuitamente, como en el caso de las Gratiferias, todo tipo de objetos y servicios. No por necesidad, sino como una forma de reducir su consumo a cero (algo ecológicamente apreciable).

Vale aclarar que el freegano no depende del sistema para vivir, sino que aprovecha sus residuos mientras los haya, deseando que no haya más de estos residuos y muchas veces aplicando complementariamente formas de autosuficiencia individual o comunitaria; el freegano no le quita alimento a otros que no tienen, puesto que el alimento que se tira en cada ciudad alcanza para alimentar a muchos más de los que no tienen. Además, quien es freegano suele formar parte de organizaciones o acciones que son parte del cambio que quiere ver en el mundo.

Más información: http://j.mp/freegano-info

Este artículo fue publicado resumido en la revista Ecomanía #12 (en la página 20).

¿Te gustó el artículo? Tomate un segundo para apoyarme en Patreon 🙂
Co-creador de un mundo mejor para todos los seres.

Comentarios

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...

1 pensamiento en “Sobre Freeganismo: ¿qué es? ¿de qué se trata?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *