Enfrentando el deseo con amor

Categories Espiritualidad, Reflexión, Salud

Creo que esta es la lucha más intensa que he tenido con mis impulsos, que nunca aguanté tanto deseo como esta vez. Hay una torta en la heladera, estoy solo, y mi mente busca mil excusas para satisfacer el deseo: éticamente no hay problema porque van a tirarlo si no lo como yo, y el impacto a la salud de mi cuerpo no me parece tan importante (el deseo es mucho más fuerte).


Sin embargo, hay algo que no cae bajo ninguna excusa, y es por eso que estoy escribiendo esto, y no satisfaciendo el deseo. Ese algo es que al satisfacerlo me estaré alejando de mi felicidad, alimentando mi ilusión, postergando y agrandando la tarea de desapegarme de esa satisfacción efímera, para poder sentir mayor satisfacción sin necesidad de algo externo. Siento angustia, siento un vacío, y sólo se llenara de verdad cuando logre sentir la hermosura, el amor, dentro mío y en lo que me rodea, sea lo que fuere. Nada externo lo llenará, sólo lo hará ilusoriamente y lo aumentará como consecuencia. Dejar de satisfacer mis deseos sensoriales, especialmente si perjudican a mi cuerpo o a otros, es inevitable si quiero mantenerme consciente de la hermosura que todo lo conforma, porque esos deseos surgen desde la falta de esa conciencia.
Escribir esto me ayuda mucho para esta vez y las siguientes, porque hace que sea más consciente de todo esto.
Con estas últimas palabras sonrió desde el corazón percibiendo lo hermoso de este instante, y agradezco a la totalidad por tener la posibilidad de estar revirtiendo tantos años, quizás vidas, de alejamiento de mi felicidad intrínseca, real, eterna, subyacente, infinita y siempre creciente; agradezco por poder sentir este vacío que por tanto tiempo tapé para llenarlo de verdad, de Amor.

¿Te gustó el artículo? Tomate un segundo para apoyarme en Patreon :)
Co-creador de un mundo mejor para todos los seres.

Comentarios

Loading Disqus Comments ...
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *